Modelo piloto busca impactar en escolares de 1ro a 4to básico en varios ámbitos de su formación.

Durante tres jornadas, 64 representantes  de distintos establecimientos educacionales de enseñanza básica y media de la Región de Arica y Parinacota fueron capacitados en metodología ABP (Aprendizaje basado en proyectos)  para la implementación de Unidades Didácticas. 

Así, psicólogos, profesores, jefes/as de UTP, pertenecientes a 14 colegios de Arica y Camarones,  participaron de  un trabajo que se enmarca en el Programa de Educación Ambiental, implementado por la Iniciativa de “Conservación de Especies Amenazadas”,  ejecutada por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), con bajada local desde la seremía del Medio Ambiente de la Región de Arica y Parinacota, impulsada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente (GEF, por su sigla en inglés), y que este 2022 trabaja con la implementación de las “Unidades Didácticas a través de la metodología de ABP, para la conservación de la biodiversidad, picaflor de Arica, en el marco de la educación formal 2021-2027”, un trabajo que surge a partir de la coordinación estratégica de la Secretaría Regional Ministerial del Medio Ambiente y la Secretaría Regional Ministerial de Educación de la región de Arica y Parinacota, a través de su Departamento de Educación, Unidad de Educación Ambiental y aParticipación ciudadana.

Esta instancia busca  potenciar el proceso de la educación ambiental a través de la metodología  ABP en el que los profesores y profesoras se convierten en guías del aprendizaje para la conservación de especies amenazadas, fortaleciendo el patrimonio natural , cultural, y social, así como la pertinencia regional, la cual implica relevancia única. De igual manera, los estudiantes desarrollan  capacidades y habilidades a través de las diferentes estrategias y didácticas pedagógicas, en concreto, por medio del aprendizaje en conservación de especies amenazadas. Con ello, no sólo logran adquirir nuevos conocimientos, también fortalecen su voluntad, actitud, aptitud y formación integral. 

 “Fue una instancia de diálogo muy enriquecedor, ya que aún hay docentes que no conocen la metodología. Sin embargo, esta propuesta ya tuvo una etapa de prueba y pilotaje, en donde pudimos ver importantes resultados, niños y niñas muy motivados e involucrados activamente en el proceso de aprendizaje, en donde el docente tiene un rol de guía”, destacó la encargada de Educación Ambiental de la Iniciativa Conservación de Especies Amenazadas MMA/FAO/GEF, Natalia Urrutia. Agregó que se trata de un trabajo  piloto único en la región, relacionado a la conservación de la biodiversidad, en el marco de la educación formal 2021-2027, el cual tiene por objetivo implementar unidades didácticas a través de la metodología ABP, en los niveles de 1ero a 4to básico, con una mirada propia y regional, integrando las asignaturas de Lenguaje y comunicación / Lengua y literatura, Educación Física y Salud, Ciencias Naturales, Matemática y Lengua y Cultura de los Pueblos Originarios Ancestrales. Se destaca la incorporación de  la asignatura de lengua y cultura, con el objetivo de dar a conocer  la importancia de mantener las lenguas vigentes, y evitar así la pérdida de este tremendo patrimonio cultural.

Esta propuesta espera escalar al nivel central para ser replicado como ejemplo de trabajo colaborativo de educación y medio ambiente,  en favor de la biodiversidad. Al respecto el coordinador nacional de la Iniciativa Conservación de Especies Amenazadas, Juan Anjari, destaca la experiencia “que sea  regional, que surge de la seremi de Educación, a partir del Programa de Educación Ambiental aplicado en ABP; la construcción participativa de profesores y para profesores desde su experiencia; que tiene proyección regional y nacional en pos del cambio de visión y misión de los niños y niñas en el presente – futuro y con el consiguiente  impacto en su entorno familiar; y la incidencia en el trabajo colaborativo interministerial que apertura posibilidad, escalabilidad y sostenibilidad a la iniciativa, favoreciendo las sinergias para la conservación de las especies amenazadas y de sus hábitat desde el mandato y quehacer tanto del MMA, como del Ministerio de Educación”.

Menú