La Familia Pimentel trabaja en la creación de un santuario al interior de su predio Jungla Peumayén en la región de Ñuble. Serán 206 hectáreas en favor de la conservación.

El predio piloto Jungla Peumayén ha venido desarrollando un modelo de conservación que mezcla esfuerzos públicos y privados en post de la protección de especies, en particular la del huemul, luego que gracias a la instalación de cuatro cámaras trampa en su predio se evidenciara la presencia de ciervos andinos, con un importante potencial de reproducción fuera de un área protegida.

La Familia Pimentel se ha comprometido a resguardar la riqueza de biodiversidad existente en su predio, por lo que trabaja intensamente en la escritura de un expediente para la creación del Santuario de la Naturaleza “Huemules de Peumayén. La iniciativa es apoyada por la seremi del Medio Ambiente de Ñuble y el proyecto para la Conservación de Especies Amenazadas, ejecutado por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), implementado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y financiado por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF por su sigla en inglés).

Para avanzar en la creación de este importante lugar de conservación, la Familia Pimentel ha trabajado en sociabilizar la idea y buscar apoyos por parte de la institucionalidad pública. En este contexto, se generó el pasado viernes 13 de mayo una jornada de trabajo colaborativo en la sala del Concejo Municipal de Coihueco, junto a la delegada presidencial de Punilla, Rocío Hizmeri; el seremi del Medio Ambiente de Ñuble, Mario Rivas; la directora de Sernatur, Heidi Inostroza; y Roberto Ferrada, jefe de la Oficina del SAG en Chillán; entre otros representantes públicos.

“Felicito esta iniciativa y rescato conceptos como colaboración, conciencia, protección, son valores que traspasan a todas las actividades. Hoy vivimos en una sociedad que no se detiene a observar, sino a arrasar. Y este proyecto plantea una alternativa de protección, como lo es un turismo responsable, que espero sea esta la tendencia, y asumo el compromiso de articular desde la delegación el apoyo, pensar en un plan de emergencia y prevención, por ejemplo y el diálogo ciudadano para educar, informar y prevenir amenazas. El sello de nuestro gobierno es la recuperación y protección del medio ambiente”, destacó la delegada presidencial de Punilla, Rocío Hizmeri. 

“Estamos muy interesados en apoyar el proceso para que el expediente sea presentado de manera robusta y expedita, aclarar dudas de manera eficiente para tener pronto un resultado exitoso. Nos interesa la educación ambiental y proteger lugares de alto valor que tenemos en la región y nos motiva el apoyar la creación de este santuario”, destacó el seremi del Medio Ambiente, Mario Rivas.

Al respecto, la directora de Sernatur de Ñuble, Heidi Inostroza, destacó que “estamos muy motivados e interesados en apoyar al equipo en la construcción del expediente y durante todo el proceso para nutrirlo de información y en un futuro trabajar la declaratoria de atractivo turístico. Es importante involucrar a la comunidad y promover un turismo ecológico y sustentable”, dijo. 

“Valoro y destaco el trabajo familiar en post de la naturaleza, ver este testimonio concreto, muy bien planificado nos motiva como SAG para apoyar desde el nivel central ya que la temática es relevante más allá de las fronteras regionales y focalizar acciones de fiscalización como la ley de caza, así como liberación de fauna nativa en el predio y así le damos valor en su conjunto”, dijo Roberto Ferrada del SAG.

La coordinadora para la macro zona sur del proyecto para la Conservación de Especies Amenazadas MMA-FAO-GEF, Fabiola Lara, destacó el gran valor ecosistémico presente en este predio y de cómo la Familia Pimentel ha buscado conservarlo y protegerlo. “Hemos recorrido un camino juntos y este piloto es un modelo a replicar porque buscamos proteger la biodiversidad en su conjunto”, aseguró. 

Nicolás Pimentel, hijo mayor de la familia, destacó que “estas jornadas de capacitación nos sirven para buscar apoyo; conservar es una labor muy grande para una sola familia, por eso hemos estrechado lazos con autoridades y con la comunidad. Hacerlos parte de este proceso y escucharlos, nos ha fortalecido como familia. En este sentido, Nicolás agregó que “a la par ya se trabaja en la formación de la Fundación “Los Mallines”, que debiera estar lista en los próximos  meses y con esta figura acompañar la creación del próximo Santuario para la comuna de Coihueco y para Chile”.

Menú