El zorro de Darwin, especie paragua, fue la excusa  para compartir experiencias de académicos, profesionales, instituciones y beneficiarios, en torno a las buenas prácticas.

El seminario denominado «Planificación Ecológica y buenas prácticas productivas para la conservación en la cordillera de Nahuelbuta», organizado por la Iniciativa para la Conservación de Especies Amenazadas, instancia ejecutada por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), impulsada por la a Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente (GEF, por su sigla en inglés), se desarrolló con el  objetivo de compartir experiencias y fortalecer capacidades para apoyar la Agricultura Familiar Campesina y la gobernanza territorial para la conservación del zorro de Darwin (Lycalopex fulvipes) y su hábitat. El encuentro  dio por finalizada la intervención en el territorio del trabajo desarrollado desde 2017 en favor de la conservación de la especie.

En el Salón del Concejo Municipal de Curanilahue, Región del Biobío, se dieron cita representantes de la comunidad local y beneficiarios de programas para interiorizarse más de la temática. La actividad se inició con los saludos protocolares de la alcaldesa de Curanilahue, Alejandra Burgos, quien destacó el trabajo colaborativo desplegado en la zona: “quienes nos preocupamos por la preservación de nuestro entorno, valoramos el trabajo de planificación integrada entre territorios e instituciones, lo que nos muestra que mirar desde varias perspectivas es un desafío interesante que arroja buenos frutos. Tengo esperanza de continuar el trabajo de forma ordenada entre las distintas instituciones a la vez que aplaudo la voluntad y el compromiso de campesinas y campesinos que han comprendido lo que significa el resguardo de especies con las cuales conviven”. Agregó que la cordillera de Nahuelbuta tiene particularidades que son únicas y que todos son parte de su ecosistema por lo que el compromiso por la supervivencia es más que moral, “es una responsabilidad compartida de trabajo en alianza y con mirada de futuro”.

Intervino en representación del seremi del Medio Ambiente del Biobío, Oscar Reicher, el profesional Cristian Cornejo, quien transmitió la necesidad, el compromiso y la urgencia de seguir trabajando en Nahuelbuta. “Estamos para aportar a un proceso de cambio de paradigmas, de visión, de prácticas para emprender nuevos caminos para la conservación y con el compromiso de seguir trabajando en los desafíos instalados por la Iniciativa para la Conservación de Especies Amenazadas al cierre de este proyecto”.

Luego fue el turno de la charla magistral “Planificación Ecológica y Conservación en la cordillera de Nahuelbuta”, a cargo del doctor Darío Moreira, académico de la Universidad de Santiago de Chile, investigador asociado a la Iniciativa para la Conservación de Especies Amenazadas MMA/FAO/GEF, quien destacó que  “los ecosistemas se han transformado. Los últimos 300 años, a partir de la revolución industrial, se han modificado para ser usados por el ser humano y con ello hemos provocado un gran impacto en la biodiversidad”. Agregó que siempre le sorprende volver a la cordillera de Nahuelbuta, zona de alto valor ecológico, ya que su clima y su gente son únicos. “Por mi experiencia académica el ver  cómo se conectan las especies en el territorio nos permite levantar información para coconstruir una nueva  visión  del territorio, de lo que buscamos para este paisaje y en esto el zorro de Darwin es un gran protagonista”.

Para conocer más de la experiencia local en cuanto a la promoción de buenas prácticas productivas en la cordillera de Nahuelbuta presentó Andrés Jacques, profesional de la Iniciativa para la Conservación de especies Amenazadas, sobre la experiencia de este proyecto durante los cinco años de ejecución. El caso específico en Trongol Alto, Curanilahue, fue espuesto po Ximena Abello, coordinadora de PRODESAL, Curanilahue.. Por su parte, Cristian Cornejo, profesional de la Seremi del Medio Ambiente, región del Biobío, y Jaime Soto de la Asociación de Municipalidades del Parque nacional Nonguén hablaron sobre la experiencia de Planificación Ecológica y el Paisaje de Conservación  de Nonguén, en la Región del Biobío. Cerró la jornada la Dra. Jocelyn Esquivel, presentando el Proyecto +Bosques ejecutado por CONAF-FAO e invitando a participar de las acciones que se realizarán en la Región.

Al cierre de la actividad, profesionales del proyecto reconocieron el trabajo de uno de los propietarios de un predio piloto demostrativo. Luego de 45 años de vivir en Santiago, Iván Galindo llegó junto a su familia hace algunos años a instalarse al sector Agua Santa, comuna de Purén, provincia de Malleco, junto a su familia. “Con sueños y esperanzas y sin saber nada de agricultura, comencé a tocar puertas, se abrieron en la Municipalidad, en INDAP y con la FAO, por lo que soy un agradecido por las oportunidades que me brindó este proyecto”, dijo emocionado al ser reconocido por su compromiso con las prácticas agroecológicas desplegadas en su predio piloto en el sector cordillerano, gracias a la ejecución del proyecto y el trabajo colaborativo interinstitucional.

La jornada contó además con un taller de instalación de cámaras trampa impartido por el académico Darío Moreira, el que fue muy bien recibido por representantes de la comunidad que desean aportar al monitoreo de la especie zorro de Darwin.

En el siguiente link se puede ver el contenido de la actividad:

Menú